Un blog de temas de Historia con sus símbolos, sus personajes y sus logros, enlazados por la pequeña historia de hechos acontecidos en nuestro suelo patrio.

domingo, 2 de mayo de 2010

BATUCO. "Donde volaban los valientes"



Por:Héctor Alarcón Carrasco


Cuando la “Sociedad Nacional de Aviación”,una empresa particular formada por aficionados al nuevo arte de desplazarse por el aire, necesitó un lugarpara realizar su primer ensayo de vuelo, don José Filomeno Cifuentes, conocidohacendado y propietario del Fundo Batuco, no dudó en facilitar un retazo deterreno de su fundo, en forma de triángulo, que quedaba al norponiente de la estación de losferrocarriles.
Sus medidas eran de unos tres kilómetros delargo por uno de ancho; más que suficiente para que los aeroplanos de esa épocapudieran efectuar sus volaciones. Lapista reunía algunas cualidades especiales que la hacían muy atractiva. Casi nohabía árboles, era un terreno muy parejo y tenía una característica que semantiene hasta el día de hoy: no crecen espinos en el perímetro, pero sí en losalrededores, lo que como se ha dicho, la convertía en el terreno ideal para lapráctica del sport de la aviación.
Los primeros en volar en estos terrenosfueron el alemán Eduardo Stockel, quien era conocido anteriormente por hacer ellooping the loop en bicicleta, como parte de una atracción circense, y paracuyo número utilizaba el sugestivo nombre de “Mephisto”. El otro que voló esedía memorable para las tierras batucanas fue el español Arturo Ruiz, traspuntede teatro con algunos conocimientos aviación. Este hecho de gran significaciónacontecía un 14 de marzo de un ya lejano 1911.
Desde esa fecha los pioneros chilenos comienzan a volar en Batuco, aquí instalan su  campoexperimental y realizan vuelos, especialmente antes de sus exhibiciones en la capital.
Los hermanos Félix y César Copettaconstruyeron y probaron en esta pista el primer avión construido en Chile,conocido como “El Burrito”, el que piloteado por Eduardo Molina Lavín realizóvuelos a una altura de 60 metros durante 10 minutos. Todo un acontecimiento parala primera etapa de la aviación civil chilena.
Desde aquí salió el aviador ClodomiroFigueroa Ponce el 18 de febrero de 1913, tras los mandos de su gloriosoaeroplano “Caupolicán”  un Bleriot de 50HP, en el primer raid realizado en Chile: Batuco-Santiago. Por primera vez unpiloto nacional volaba por los campos. El raid de unos 30 minutos permitió queFigueroa se sintiera confiado de su máquina, comprendiendo que en ella podríarealizar vuelos de mayor distancia.
Fue así como el 25 de marzo de 1913, haceexactamente 97 años, desde la pampa batucana emprendió el vuelo para realizarel raid de mayor distancia realizado en el país: Batuco-Valparaíso-Santiago, elque cumplió sin escalas en vuelo de tres horas y quince minutos, recorriendouna distancia de 300 kilómetros. Al despegar de Batuco, la hermosa Carolina,hija de don Jose Filomeno, colocó en el ojal de la blusa del piloto un  hermoso ramillete de jazmines, flor que másadelante adoptó el piloto para lucir cada vez que tenía un vuelo importante.
Fue aquí en Batuco donde Figueroa, másconocido como “Don Cloro”, preparó su Bleriot “Valparaíso” de 80 HP, querecientemente le habían regalado los porteños, para realizar el raidBatuco-Santiago-Los Andes, con el fin de iniciar desde esta ciudad el primerintento de cruzar la cordillera en un máspesado que el aire.
A las ocho de la mañana del 14 de diciembrede 1913, “Don Cloro” iniciaba su raid tomando rumbo a Santiago, sobrevolando laciudad y dirigiéndose luego a Los Andes donde llegó una hora más tarde. Aquídurante una semana realizó  tresintentos, sin lograr su objetivo, debido a la poca potencia del avión.

El Aero Club de Chile

El 3 de junio de 1913 se había creado el AeroClub de Chile, el que rápidamente consiguió su personalidad jurídica y recibiócomo Aeródromo la pista que ya se usaba en Batuco, vendida con muchasfacilidades  por don José FilomenoCifuentes.
Muy pronto el Aero Club Construyó un pequeñohangar y algunas ramadas para proteger del sol a los espectadores que acudíande Santiago a ver las volaciones, movilizándosegeneralmente en tren, el que los dejaba a una cuadra del lugar.
Este Aeródromo tuvo la característica deservir de campo de prueba y entrenamiento a la aviación civil pionera. Por aquípasaron Luis Acevedo, Molina Lavín, Don Cloro, los hermanos Copetta, Omar Pagey todo aquel que algo tuvo que ver con la aviación entre 1911 y 1920.
Los hermanos Copetta, mecánicos yconstructores de aviones por afición, construyeron un avión de muy buendesempeño conocido como “Batuco”, cuyo nombre lucía orgulloso a los costadosdel fuselaje.
Este avión era volado por Omar Page nuestroprimer piloto de acrobacias, quien el 27 de febrero de 1914 realizó en él, elprimer vuelo nocturno sobre Santiago.
Por su gran resistencia, Page hizo maravillascon este avión, realizando numerosas exhibiciones tanto sobre la pistabatucana, como sobre la capital.
El Aeródromo tuvo sus días de gloria hastaprincipios de los años 20, perdiendo su calidad de tal cuando decayó el AeroClub, por lo que “Don Cloro” y los hermanos Copetta  se ubicaron con sus máquinas voladoras alamparo de la aviación militar que ya se había afincado totalmente en el campode Lo Espejo.
---o0o---


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares